NOSOTROS | CONTACTO | WEBMAIL   FACEBOOK | TWITTER | YOUTUBE
 
Heroica Cárdenas, Tabasco,  
 
 

PORTADA | CARDENAS | REGIONES | TABASCO | MEXICO | EL MUNDO | DEPORTES | DINERO | ESPECTACULOS | ESPECIALES | OPINION | MULTIMEDIA

 
 

ESPECTACULOS
Del gimnasio al secuestro

Dwayne Johnson y Mark Wahlberg interpretan a dos fisicoculturistas quienes secuestran e intentan matar a un empresario, en el filme 'Sangre, sudor y gloria'

Agencias
ELHEROICO.COM
08 de agosto del 2013
Miami Florida, EE.UU.

A pesar de que actualmente el actor Mark Wahlberg es un hombre respetado en Hollywood, pocos saben que durante su juventud tuvo varios desencuentros con la policía y terminó en prisión acusado de asalto a mano armada.

Este capítulo, más que avergonzarle, le da ánimos para decir que gracias a este tipo de experiencias supo lo que no quería en su vida.

Después de estos eventos desafortunados, Wahlberg decidió dejar atrás esa vida de desenfrenos y estupefacientes para adentrarse al mundo del deporte y cambiar el caos por una vida más disciplinada con la idea de labrarse un nombre dentro de la industria fílmica internacional.

El actor, quien fuera nominado en 2007 por su trabajo en Los infiltrados, de Martin Scorsese, sigue en la línea del deporte y ahora está de regreso en nuestro país con la cinta Sangre, sudor y gloria, dirigida por Michael Bay, la cual recrea la aventura de un grupo de fisicoculturistas que, cansados de su situación económica, deciden secuestrar a un empresario con la intención de quitarle su fortuna.

“Ese mundo siempre ha provocado cierta atracción en mí.

Tenía 16 años, estaba demasiado delgado y por mis actitudes estaba buscando a cada rato que me metieran a prisión. Sabía que éste no era un buen lugar para alguien tan débil como yo y fue cuando empecé a hacer ejercicio.

Comencé a sentirme mejor, cambié mi manera de comer y empleé mi tiempo en esto.

Ese fue el momento en el que decidí cambiar y ser una mejor persona.

Ahora tengo una familia, una esposa, hijos y siento una enorme responsabilidad por hacer bien las cosas y criar a mis hijos con valores, como gente productiva y positiva dentro de la sociedad.

Por eso quise transformar mi vida, pues para ser parte de este negocio y ser exitoso, se requiere de mucha disciplina. Creo que todo lo que uno quiere se puede conseguir siempre y cuando se dé el 110 por ciento y seas disciplinado”, precisó Wahlberg.

El actor fanático de los Patriotas de Nueva Inglaterra compartió créditos con Dwayne Johnson La Roca y Anthony Mackie, en Sangre, sudor y gloria, proyecto inspirado en un reportaje publicado en 1999 por el Miami New Times que cuenta cómo un grupo de entrenadores, luego de secuestrar a un cliente del gimnasio Sun Gym, pierde el control de la situación y empieza a involucrar a otros personajes que terminan literalmente despedazados y asados.

El hombre al que privan de su libertad, interpretado por el actor Tony Shalhoub, logra sobrevivir y después de escapar, contrata a un detective para que le ayude a encontrar a los culpables, quienes debido a su inexperiencia, han dejado distintos rastros de sus crímenes.

“Leí el guión antes que el reportaje original y no podía creer que esa historia fuera real, aunque sé que muchas de esas cosas absurdas pasan en distintas partes.

Realmente no daba crédito a esa historia y después de leer el libreto, me reuní con Michael Bay y le dije que estaba dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de estar en la película”, rememoró Walhberg, quien interpreta a Daniel Lugo, quien en la vida real fue condenado a muerte el 17 de julio de 1998 y aún espera el día en que la Corte ejecute el dictamen.

Johnson conoce el caso

Dwayne Johnson, conocido por su musculatura, le da vida a Paul Doyle, uno de los integrantes de aquel grupo de secuestradores, con ciertos rasgos religiosos y quien procura tratar de manera más cordial y humana al empresario secuestrado.

El actor, de 41 años, quien tuvo que subir poco más de cinco kilos en músculos para este papel, contó que el caso de los fisicoculturistas le fue familiar.

“Estuve en Miami cerca de 20 años y me tocó vivir esa historia. Fue un hecho bastante sonado por aquellos días y sin duda alguna quise ser parte de la historia.

Leí el guión hace siete u ocho años y sentí la cabeza volar cuando vi la manera en que se había plasmado la historia.

En esta película exploramos la cultura del fisicoculturismo de manera auténtica y haber ido a Miami a rodar fue algo fabuloso, pues el lugar en sí es otro de los personajes de la historia”, precisó Dwayne Johnson, quien en recientes fechas estrenó en México la sexta entrega de Rápidos y furiosos.

Johnson contó que cuando era pequeño, sentía cierta admiración por actores como Arnold Schwarzenegger o Sylvester Stallone y gracias a ellos tuvo el deseo de trabajar en su cuerpo para adquirir un físico musculoso.

“Tenía 12 años cuando pensaba eso, los veía y percibía que eran hombres importantes, exitosos, con fama y mujeres, así que yo quise ser como ellos”, acotó.

 
 
 
 
 
 
PORTADA | CARDENAS | REGIONES | TABASCO | MEXICO | EL MUNDO | DEPORTES | DINERO | ESPECTACULOS | ESPECIALES | OPINION | MULTIMEDIA
NOSOTROS | CONTACTO | WEBMAIL | FACEBOOK | TWITTER | YOUTUBE